Translate

miércoles, 14 de febrero de 2018

Rudy Espinoza, el maestro, el amigo...


Era el año 2001 cuando ingresé a la Escuela de Arte y Comunicación Visual de la UNA, Rudy Espinoza era el director, desde ese primer momento nos recibió con amabilidad y nos dió la bienvenida a quienes comenzábamos la vida universitaria y la artística.

Al año siguiente, siguiendo la tradición revolucionaria de mis padres (mis papás se conocieron en una huelga de estudiantes en la UCR en los años 70`s) formé parte de la Asociación de estudiantes de esa escuela, primero como CAEUNA (representante ante el congreso de asociaciones) y después como presidente de la asociación. Fue en ese momento que conocí un poco mas al maestro Rudy, ya que teníamos que coordinar acciones y actividades conjuntas para la escuela de arte y en ese entonces se respiraba un aire de trabajo en equipo y ganas de mejorar la escuela tanto para los estudiantes como profesores.

Después fue mi profesor de clases de dibujo, en ese momento aprendí a transformar un dibujo figurativo y académico en algo mas expresivo, ahí aprendí a pasar de un dibujo "naturalista" y hacerlo cubista o fauvista y podíamos incorporar color y diferentes tipos de pinceladas. En ese mismo curso nos llevó al taller de grabado y nos daba demostraciones del uso de diferentes tipos de tintas de colores para realizar monotipias, de esa clase guardo una prueba de artista que el maestro realizó y me la obsequió.

Recuerdo en una de esas que me comentaba que conocía a mi abuelo Pedro García Róger en Playa Tivives y que lo saludara, conversábamos de la vida, el arte y cosas de la realidad nacional. En una ocasión lo entrevisté en el programa radial "Educación en Marcha", programa que trabajé junto a mi padre en la extinta Radio Fabulosa, Rudy Espinoza era una persona humilde y gentil, no era egoísta en mostrar sus ideas y técnicas artísticas, ante todo era un maestro.

Al pasar los años se convirtió en un amigo y consejero, era frecuente que habláramos en la Universidad Nacional  o también me lo encontraba en algunas exposiciones que él participaba o asistía. Nunca olvidaré el día que asistió a ver mi escultura "Agua que no has de beber, déjala correr", cuando fui invitado por Leda Astorga a participar en el proyecto "El jardín de los refranes" e inauguramos el FIA 2012 en el parque central de San José, sentir el apoyo y aprecio de quien fuera mi maestro y director de mi Alma Mater eso no tiene precio.

Cuando cambié mi residencia a Ciudad Quesada de San Carlos por motivos laborales, lo vi menos, pero de vez en cuando lo llamaba para charlar de la vida y el arte. En fin, fue un maestro y amigo de quien aprendí a ver las cosas con positivismo y luchar por los ideales, triste fe el día que me enteré que el maestro nos había dejado físicamente.

Creo que el legado de Rudy Espinoza, artista, maestro, catedrático de la UCR y mas que eso el ser humano, seguirá en sus estudiantes y las personas que lo conocimos y recordamos con aprecio.

¡Hasta pronto Maestro!

Antonio García Zamora (derecha) y Rudy Espinoza en el FIA 2012. 





1 comentario:

Laura Venegas dijo...

Hay personas que nos marcan la vida, nos brindan su mano y contribuyen a que seamos lo que somos.
Así mismo, influimos nosotros en otros, con la esperanza de toda influencia sea positiva, les ayude a ser que nosotros.

temas interesantes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...